Cada día más, observamos que nuestros alumnos tienen aparatos de telefonía móvil, suponemos que con el permiso de los padre/madres o tutores legales, que previamente han valorado su grado de madurez y responsabilidad para poder tenerlos.

Por ello, modificamos en el claustro del 22 de mayo de 2018 nuestra norma de uso del móvil en el instituto, quedando de la siguiente forma:

Los alumnos, bajo su responsabilidad, podrán traer al instituto y custodiar susteléfonos móviles , no siendo el centro responsable de la perdida, deterioro u otros percances que puedan ocasionarse.

No se permite el uso del móvil en clase, salvo por indicación expresa del profesor para uso pedagógico.

Se permite el uso del móvil en los intercambios de clase, siempre que estén en el aula, no en los pasillos; esto quiere decir que si algún alumno está con el móvil en un pasillo, aunque sea para trasladarse a otro aula, se le podrá requisar.

Se permite el uso del móvil en los recreos.

Como norma general y dado que estamos en un centro educativo, estaremos muy pendientes de enseñarles el buen uso del teléfono para su vida personal, recordandoles las buenas formas en su uso. Podrán usarlo para escuchar música de manera individual, sin molestar a los demás, consultar datos, jugar, …    En principio, por ley no lo pueden usar para redes sociales, ya que la edad mínima para la generalidad de ellas está en 16 años. No se pueden hacer fotos de compañeros, mucho menos publicarlas sin expreso conocimiento de ellos. No se usará para realizar llamadas; para ello está el teléfono del centro en conserjería. Cualquier uso indebido llevará aparejada la retirada del móvil.

La primera vez que se retira un móvil, se devolverá al alumno a las 15:00; la segunda vez, se le entregará al padre/madre o tutores legales y la tercera vez o sucesivas, llevará una sanción de expulsión del centro que podrá conmutarse por la entrega del móvil en el centro durante una semana la primera vez, la segunda quince días y así sucesivamente.

La dirección